Nuevo despido de un delegado sindical

Hola a todos y a todas.
El pasado jueves, 29 de junio, la dirección de Alten despidió a uno de los delegados de CC.OO., elegido en las últimas elecciones sindicales.
Parece un déjà vu; hace ahora dos años y medio del despido de otro de vuestros representantes. Como podéis comprobar, ser delegado de CC.OO. en Alten es una “profesión” de riesgo. La empresa -a través de su brazo ejecutor, el departamento jurídico- nos insulta y acosa, nos amonesta, nos desasigna de nuestras tareas, nos traslada a otra provincia, nos confisca el sueldo… nos despide. Normalmente no difundimos este acoso, lo asumimos como parte de nuestra tarea. Pero el despido de un representante de los y las trabajadoras es extremadamente grave porque constituye, además de un grave perjuicio personal para el despedido, un ataque directo a toda la plantilla de la empresa.
En estas circunstancias no es fácil resistir, pero lo hacemos porque estamos convencidos que esta tarea es necesaria. Nos negamos a claudicar ante una concepción de las relaciones laborales más cercana al siglo XIX que al XXI. Sabemos que estamos en primera línea, una línea que quieren cruzar para que nadie les impida traficar a sus anchas con trabajadores y trabajadoras. No deja de sorprender que, con la legislación laboral más favorable a los intereses empresariales de nuestra historia, en Alten se empeñen en caminar por el lado salvaje.
Desde aquí enviamos un mensaje de ánimo y solidaridad al compañero despedido injustamente y exigimos su inmediata readmisión.
No nos dan miedo: seguiremos defendiendo vuestros derechos con los instrumentos que nos proporciona la ley y con vuestro apoyo.
Os iremos informando de las acciones que llevemos a cabo.
Un afectuoso saludo.
Postdata: os dejamos esta imagen de una comunicación de despido subrayada por el logo “TopEmployer”; no parece necesario añadir más.

Un saludo.