Elecciones sindicales 2017: únete a la lista de CCOO

Hola a todos.

Próximamente se van a celebrar elecciones sindicales en el centro de trabajo de Madrid. Suponemos que la mayoría de los trabajadores estáis al tanto de la importancia de estas elecciones. Tras varios años de conflictos con la dirección, a día de hoy todo indica que hemos pasado un punto de inflexión: a través de la presión que hemos ejercido, sobre todo en los tribunales, la empresa empieza a ver que las relaciones laborales no son su cortijo, y que debe tener en cuenta a su principal riqueza, sus trabajadoras y trabajadores.

Pero de todo eso ya te hemos informado. Lo que queremos hacer ahora es ofrecerte  la posibilidad de trabajar dentro de nuestra Sección Sindical  de CC.OO., de unirte a nuestra candidatura para estas elecciones.

Los candidatos de CC.OO somos un grupo diverso de trabajadoras y trabajadores. Algunos llevamos diez años implicados en la defensa de nuestros derechos, otros apenas cuatro. Desde esta diversidad queremos hacerte llegar lo que implica el “trabajo sindical”.

Ante todo consiste en colaboración, en formar parte de un auténtico equipo lleno de gente dispuesta a trabajar por el bien de todas y todos los que trabajamos en esta empresa. En ese grupo, activo y variopinto, se respetan las diferencias y se potencian las semejanzas, siempre poniendo como prioridad ayudar al resto de la plantilla.

Si te resulta interesante esta forma de trabajar sigue leyendo.

Para participar no hace falta tener ninguna característica especial, más allá de la voluntad de ayudar al prójimo, al compañero o compañera.

No es cierto el “yo no valgo”: puede parecer así en algún momento, pero al cabo del tiempo (y con implicación) cualquiera puede aprender lo necesario para este trabajo: la formación inicial que puedes recibir en el sindicato se aposenta con el día a día de vivir la realidad de la empresa y de quienes te rodean.

No importa que tengas proyecto asignado: el trabajo de delegado se puede compatibilizar sin la menor dificultad con el trabajo ‘normal’. Sólo se requiere un poco de orden. Buscaremos una ocupación concreta que coincida con tu disponibilidad, tus gustos y aptitudes personales. Hay a quien le gusta más la organización y a quien le gusta más moverse, el trabajo de campo cara a cara con los compañeros y compañeras o con la empresa.

Para este trabajo resulta vital que tengas un criterio propio y puntos de vista personales. Ellos servirán para aportar al grupo nuevas perspectivas. También se necesita capacidad de autocrítica: no somos infalibles, y reconocer esos fallos es el primer paso para resolver los problemas.

Y por supuesto que no hace falta la afiliación a ningún sindicato. Lo más importante es que tengas ganas de trabajar.

Y trabajar ¿en qué?, te puedes preguntar. Una vez dentro de la candidatura podrás aportar tus ideas, tus inquietudes, pero aquí te enunciamos algunas:

  • Por encima de todo está la prioridad de defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras de Alten, esos derechos que desde Dirección se empeñan en pisotear.

  • Intentar hacer desaparecer la diferencia que ha impuesto la Dirección entre el “staff” (departamentos internos de Alten) y el resto. Para ello, por supuesto, resultará en extremo útil la implicación de los miembros de esos  departamentos. ¿Perteneces al “staff”? Te tendemos la mano para unirte a nuestro proyecto. Tienes tanto derecho a defender tus derechos como a luchar por los de los demás.

  • Por la naturaleza de esta empresa la mayor parte de la plantilla se encuentra dispersa. Pero hay que llegar a todos los lugares. Pretendemos seguir haciendo visitas para saber de primera mano lo que necesitan, lo que les ocurre, lo que quieren mejorar quienes no están en las oficinas centrales. De igual manera, hay que optimizar los métodos para contactar de una manera indirecta.

  • Mantener el trabajo divulgativo. Quien conoce sus derechos los puede defender. Si no los conoce… Por eso creemos necesario seguir mandando comunicados, tarea para la que nos hace falta gente.

  • Un aspecto vital del trabajo de representación consiste en la negociación con la empresa. Para ello se necesitan delegados y delegadas con ganas de formar parte del equipo negociador, gente capaz de plantar cara y mantener sangre fría y una actitud dialogante y fluida con la empresa incluso ante sus constantes desplantes.

  • Por último, pero no menos importante, hay que dedicarle la atención necesaria a la prevención de riesgos laborales. Temas como las molestias de aire acondicionado o calor, los dolores musculares, el estrés psicosocial, no solo afectan a nuestro trabajo diario sino a nuestra propia salud. Deben evaluarse y tratar de evitarse.

¿Te parece poco trabajo? Te invitamos desde ya a aportar tu granito de arena. Ten por seguro que los frutos de esta labor beneficiarán a  toda la empresa, que mejorará  como colectivo, como entidad.

Si quieres unirte a este proyecto sólo tienes que cumplir dos requisitos: ser mayor de 18 años y tener una antigüedad mínima en la empresa de 6 meses. Si te interesa, puedes escribirnos a la dirección altenmadrid@servicios.ccoo.es, tanto para apuntarte como para hacer cualquier comentario. Incluso, si así quieres, podemos quedar en persona y hablar de todo esto dónde y cuándo quieras.

Muchas gracias por dedicarnos estos minutos.