Te puede pasar a ti: despido objetivo por causas económicas

Hola.

La reforma aprobada recientemente tiene muchos puntos oscuros, que perjudican al trabajador, pero uno de los destaca sobre los demás: la nueva naturaleza del despido objetivo por causas económicas.

La situación en lo que respecta a este apartado de la reforma puede ser tan dramática e injusta como el ejemplo que os adjuntamos:

Ejemplo de despido por causas económicas

Con la reforma el empresario no está obligado a demostrar pérdidas para utilizar el despido objetivo por causas económicas, sino que simplemente debe mostrar (y ese aspecto de ‘demostrar’ todavía no está claro de con qué) una pérdida de beneficios, ya sea actuales o futuribles: el que un empresario gane menos, aunque siga con beneficios, que en el periodo anterior de facturación (sea por causas del mercado o por su negligencia) puede pagarlo la plantilla perdiendo sus puestos de trabajo.

¿Deseas ser despedido sólo porque la empresa gana menos que hace unos meses, porque los comerciales de turno (o los directivos que todos conocemos) no desempeñan sus tareas como deben hacerlas? ¿Deseas que a tu costa sigan las malas prácticas que hasta ahora se están realizando? ¿Te quieres arriesgar a que el nuevo coche de empresa se financie a costa de tu salario, de tu puesto de trabajo, sólo porque así consigan cuadrar la cuenta de beneficios?

Si las respuestas a todas estas preguntas es no ya sabes lo que debes hacer: secundar la huelga general y decir ¡yo voy!

Leave a Reply